sábado, octubre 02, 2004

Hoy leí el blog de alguien que ya no está en su país y me hizo sentir una nostalgia extraña.

Que lejos estoy del cielo donde he nacido.
Inmensa nostalgia invade mi pensamiento.
Y al verme tan solo y triste cual hoja al viento
quisiera llorar, quisiera morir de sentimiento.
Oh tierra de sol, suspiro por verte...

Y recuerdo que cuando llegamos a Tijuana mi primo cantaba mucho como broma esta canción. Pero yo sentía algo raro adentro. Mi ciudad, la ciudad más bonita que yo he visto aunque mucha gente se burle, ya no era donde yo vivía, nos había expulsado como madre que da a luz. Habíamos llegado a otra ciudad donde no nos querían cuando decíamos de dónde éramos nativos.
Una ciudad que en nada se asemejaba a la nuestra. Una ciudad que no tenía esos colores ni esos paisajes.
Y dolía, en fondo dolía saber que estaba lejos. Y es una sensación que creo que nunca se va a ir. Siempre se extraña de donde se es.
No quisiera imaginar lo que siente, entonces, perder tu país.
* * * *

No hay comentarios.: