jueves, junio 10, 2010

Y cierro los ojos y me imagino un futuro que me parece perfecto.
Y no porque sea perfecto, sino porque se siente perfecto. Lleno de inspiración,
de creación, de libros, de cuadros, de té, de café, de artesanías hermosas, música y olor a madera.

Cierro los ojos e intento ver mi vida de antes, la de hace poquito, la que me hacía esa otra Yvonne, y no puedo, no logro si quiera imaginármela... ésta de ahora me gusta tanto.
Porque se siente feliz, porque se imagina futuros perfectos.
Porque está llena de dicha e inspiración.

Quiero ser yo quien recorte tu barba y lave tus anteojos de madrugada. Sorber el primer trago de café junto a ti y mirar por la ventana atardeceres.
Montar un estudio donde las fotos estén llenas de lugares, de paisajes, y los cuentos estén llenos de historias de viajes y encuentros.

Mi colcha de Guatemala ayudará a cubrir tu espalda para que siempre sientas el cálido abrazo que nos unió.
* * * *